Michoacán, el destino gastronómico ancestral de México

Morelia, Michoacán, a 16 de abril de 2021.- La cocina tradicional michoacana es Patrimonio de la Humanidad gracias a la labor de las cocineras tradicionales purépechas, quienes han mantenido vivo el patrimonio gastronómico con los productos de la tierra y el mar michoacanos.

“En Michoacán, somos los herederos de una gastronomía ancestral”, señala Claudia Chávez López, secretaria de Turismo, quien dice que gracias a esta tradición la cocina mexicana ha sido reconocida por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

En el estado, las cocineras tradicionales han sido las transmisoras de las prácticas culinarias durante siglos, sus manos han sabido cosechar los alimentos necesarios para transformarlos en platillos que honran la tierra en la que viven ellas y sus familias, dice Chávez López.

Ejemplifica: “A través de sus paranguas se han hermanado para conformar el exquisito mosaico de colores y sabores que es la cocina mexicana. En torno al metate, el molcajete y otros utensilios ancestrales, las mujeres forjaron amistad y, sin buscarlo, sus conocimientos y técnicas se convirtieron en identidad, cargando de simbolismo el acto de comer en comunidad”.

Por ello, la secretaría de Turismo invita todos los mexicanos a este universo de aromas, sabores e ingredientes característicos del estado: “Hay que dejarse llevar por la sutileza de los frutos rojos en el País de la Monarca, de los charales y el pescado blanco de los lagos, los sabores fuertes y con carácter de Tierra Caliente, así como las tradicionales enchiladas, uchepos y corundas que colorean los portales de los pueblos. No se podrá resistir a la suavidad de las carnitas de Quiroga, mientras que el postre está en occidente, con la dulzura de los chongos zamoranos, o bien en el centro, con el legendario ate moreliano”.

Para Claudia Chávez López es gracias a las técnicas ancestrales de metate,  molcajete y el maíz que utilizan las cocineras que la gastronomía mexicana fue reconocida como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO.

“Esta herencia está resguardada en los fogones de las cocineras tradicionales que lo mismo muestran su huerto, que incitan a pescar o a guisar un fragante churipo”, afirma.

TRADICIÓN INDÍGENA

En Michoacán muchos de los platillos conservan su nombre indígena, por ello, su elaboración, ingredientes y sabor se presentan como una auténtica sorpresa para el comensal.

Prácticamente cada pueblo tiene un platillo o una cocinera tradicional a la cual visitar, por mencionar algunas: Angahuan, Caltzontzin, San Lorenzo y Zacán en la meseta, mientras que en la zona lacustre se intensifica la presencia de las comunidades que colindan con el lago de Pátzcuaro.

De igual forma, Tierra Caliente, País de la Monarca, Occidente y Costa también se presentan como territorio vasto en sabores, preparaciones e ingredientes.

Cada cocinera tiene un toque especial, un condimento o una forma única que no se probará en otro sitio.

“Somos el destino hospitalario de México, aquel que espera con una sonrisa y un gran festín, con maíz y frutas que colorean los mercados, combinaciones legadas por los ancestros y recetas que alimentan corazones. En Michoacán, somos los herederos de una gastronomía ancestral”, finaliza la titular de Sectur.