MI COMODÍN.  

EL OTRO LADO DE LA MESA.

Etelberto Cruz Loeza.

A LA MEMORIA DE ÁNGELES FUENTES JUÁREZ, PAISANA. LAMENTABLEMENTE FALLECIÓ SOLA.

¡DIOS MÍO, QUÉ SOLOS SE QUEDAN LOS MUERTOS! GUSTAVO ADOLFO BÉCQUER, RIMA LXXIII

                Le engordaré el caldo a nuestro presidente de la República: quien muestra que no es lo mismo estar de un lado de la mesa  – como oposición – que del otro – en el Supremo Poder, presidente de la República – ; que tampoco es lo mismo, borracho que cantinero independientemente de su afán político absolutista-centralista-totalitario-caudillista-Huertista-autocrático de desaparecer a los organismos autónomos con el San Benito de ahorrar para comprar vacunas y porque son entidades administrativas duplicadas, ineficientes y caras,  tiene pleito casado contra el Instituto Nacional Electoral porque, el Instituto, Nacional Electoral cumpliendo su función= responsabilidad=obligación Constitucional establecidos en el artículo 41° de nuestra Constitución, por la muy simple y sencilla razón de mantener-conservar la igualdad=equilibrio y mismo piso para todos los contendientes en un proceso federal y ser, además, árbitro neutral en esos citados procesos y le está avisando que de conformidad con el segundo párrafo del  apartado C,  que establece que:

Durante el tiempo que comprendan las campañas electorales federales y locales y hasta la conclusión de la respectiva jornada comicial, deberá suspenderse la difusión en los medios de comunicación social de toda propaganda gubernamental, tanto de los poderes federales y estatales, como de los municipales, órganos de gobierno del Distrito Federal, sus delegaciones y cualquier otro ente público. Las únicas excepciones a lo anterior serán las campañas de información de las autoridades electorales, las relativas a servicios educativos y de salud o las necesarias para la protección civil en casos de emergencias.

En varias ocasiones anteriores lo expresó así:  que defenderá ese derecho que como ciudadano tiene. Acudirá a los tribunales y defenderá ese derecho ciudadano suyo.

Ciertamente es un ciudadano, pero es un ciudadano muy especial: presidente de la República y por esa cualidad excepcional, extraordinaria, es el primero que está obligado a cumplir y hacer cumplir la Constitución Política, tal cual lo establece el artículo 87° que leyó cuando tomó posesión y protestó como presidente de la República.

El pasado miércoles 13 del presente enero, afirmó: el instituto nacional electoral – INE – quiere quitarle el derecho a la libre expresión…quiere silenciar al gobierno durante las elecciones venideras. Es una actitud de mucha intolerancia, por lo que acudiré a las instancias judiciales para evitar la censura, pues no me voy a quedar cruzado de brazos. Ahora, el INE está proponiendo que se cancele la transmisión de las conferencias mañaneras; como está de moda la censura a nivel internacional, ya nos quieren silenciar. Realmente es una actitud de mucha intolerancia.

¡Cómo nos van a quitar el derecho de expresión, de manifestación! ¡Cómo le quitan al pueblo el derecho a la información!

Aunque él lo sabe, no es el INE: ¡Es la Constitución Política!

Tanto el presidente de la República, como sus equipos de imagen y comunicación político electoral – particularmente Epigmenio Ibarra -, saben que altísimo porcentaje de su aceptación social está determinado por las conferencias mañaneras y quedarse sin ellas es estar y ser sumamente sensible ante la opinión pública y sus amlover’s. Estaría sin ninguna protección, con muy bajo porcentaje de bateo, en la novena entrada y último turno al bate. 

Al defender su derecho de expresión y de la presidencia de la República, de informar y promocionar la obra de su gobierno, afirma que no se le debe-puede quitar al pueblo su derecho de estar informado. Está equivocado: ahí están, diariamente, todos los diarios en línea, portales informativos, la red e streamings y, finalmente, será únicamente por el tiempo de las campañas. Al día siguiente podrá seguir con sus mitotes mañaneros.

¿Finalidad del presidente al supuestamente exigir-demandar su derecho ciudadano? desacreditar al INE y rechazar, desde ahora, el resultado electoral, si le es negativo, claro.

Y como quiere estar permanente y constantemente en los Medios, en el argüende, en el lavadero, como Petronila o la Chimoltrufia, así continuará, un día sí y otro también, peleando contra el INE, sabiendo que tiene la batalla perdida, pero estará en los Medios y, además, cuenta con las benditas, y malditas redes sociales, que son total =completamente libres, pues no existe regulación alguna que la norme, ni aquí ni en otra parte y que, muy exitosamente, le trabajan varios ejércitos diseñados, coordinados y dirigidos por el  llamado zar de la imagen=comunicación: Epigmenio Ibarra. 

¿Cuál es la diferencia – cualitativa, cuantitativa, cromática, financiera, etc. – y en qué reside la diferencia entre propaganda y publicidad? ¿Cuándo, y en qué momento, es una cosa y cuándo, y en qué momento, es otra cosa?