MI COMODÍN. 

2ª. VUELTA:  MEJORA DE NUESTRA DEMOCRACIA.

Etelberto Cruz Loeza.

El inesperado resultado electoral del 19 del presente en la hermana República andina de Chile me sirve para respaldar mi personal punto de vista sobre las ventajas de la llamada 2ª. Vuelta–Re Call por los anglosajones.

La inmensa mayoría de analistas, columnistas, presentadores de noticias, comentaristas de radio y televisión e investigadores, así como publirrelacionistas=consultores de la opinión pública del Cono Sur y de otras latitudes, pronosticaban, días antes del domingo electoral, el triunfo=victoria de José Antonio Kast, identificado con la llamada Ultraderecha.

De conformidad  con  los  resultados  arrojados  en  la  Primera Vuelta, José Antonio Kast

había recibido cerca del 28% de los votos emitidos y Gabriel Boric, porcentaje cercano al 26%. José Antonio Kast al NO superar el 50% más uno, por ley, debió preparar su campaña política para tratar de llevarse la victoria y ser el nuevo presidente chileno, sustituyendo a Sebastián Piñera. Ninguno de los dos recibió la mitad más uno de los votos válidos y por mandato constitucional los dos contendientes con la mayor cantidad de votos recibidos, deberían realizar una campaña política en una Segunda Vuelta y resultaría electo, el candidato que recibiera el mayor número -absoluto y relativo –  de votos – cualquiera que éste fuera.

                Desde que está instaurada la Segunda Vuelta en Chile, quien había recibido la mayor cantidad de votos en la Primera Vuelta, confirmaba la voluntad mayoritaria de los electores chilenos, recibiendo la mayor cantidad de votos, pero ese domingo 19 fue todo lo contrario: Gabriel Boric rompió todos los pronósticos. Aparte de que ganó, la diferencia entre Boric y Kast fue superior al 11% de votos absolutos y relativos.

                Sobre las razones del triunfo destacan las siguientes – que son los valores de la 2ª. Vuelta -: 1° Los electores chilenos tuvieron más tiempo para repensar el sentido de su voto. (Se ha podido establecer que los jóvenes y el segmento poblacional de 30-40 años cambiaron el sentido de su voto en un 60%; que las mujeres, adultas y mayores, igualmente, lo modificaron en un 66%. Hechos inesperados e inusitados.) 2°Tuvieron la posibilidad de valorar los efectos de su voto en su universo social. 3° Los partidos políticos y los protagonistas políticos, todos, tuvieron la oportunidad para proponer, llamar a alianzas, coaliciones, acuerdos, frentes y propuestas para gobernar y haya-hubiera gobernabilidad – lo cual es positivo para todos los partidos políticos. Así el equipo de campaña de Boric tejió acuerdos y recibió el respaldo de los ex presidentes Michelle Bachelet y de Ricardo Lagos. 4°. Este resultado, en el cual se tuvo votación general, poco superior al 55% del padrón electoral nacional, provoca y concede mayor legitimidad social – aparte de la legalidad de la elección –  al candidato Gabriel Boric, pues será presidente de la República Chilena por haber recibido más del 50% del electorado: MÁS DE LA MITAD MÁS UNO.

                Así los escenarios políticos, nuestro sistema político electoral está obligado a avanzar hacia la mejora y establecer la Segunda Vuelta: A.-Por INSATISFACCIÓN política e Ilegitimidad social: el sistema clásico de la única vuelta ya no satisface y están arribando al poder candidatos que no reciben el 50% más uno de los votos depositados en las urnas. Naturalmente, no reciben el voto de la mayoría.

                Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Haití, Nicaragua, Perú, República Dominicana y Uruguay son países que ya disfrutan las ventajas/beneficios de la 2ª. Vuelta.

En el país está gobernando, desde la elección de la llamada alternancia, 2000,  Vicente Fox Quesada; 2006, Luis Felipe Calderón Hinojosa, 2012; Enrique Peña Nieto y 2018, Andrés Manuel López Obrador. Usted mejor que yo juzgue los resultados y efectos político sociales de esta ilegitimidad social: en hechos se ha incrementado el número absoluto y relativo de pobres y miserables; ha aumentado la inseguridad social y todos los delitos, sean del tipo e impacto social que sean, han desbordado todos los registros; la corrupción no se ha detenido, ni se ha desvanecido y sí, a la inversa, es imparable. Finalmente, la impunidad está desbordada.

Esos son los cuatro Jinetes del Apocalipsis que caracterizan a este periodo de gobiernos de la minoría.

B.-Se debe avanzar hacia la mejora mecánica operacional de nuestro sistema electoral: papelería electoral, voto electoral y urnas electrónicos o por la distancia o rezago en desarrollo: Sistema-Formato Híbrido: mecánico clásico y electrónico.

¿En dónde está el problema, la dificultad, el quid del asunto? En el miedo, el terror, el pánico de los partidos, de los protagonistas políticos de perder…pero ése es el riesgo de la democracia, de toda votación…indicadora de que los liderazgos, la idea fuerza, el mensaje, carecen de fuerza y no ilusionan, ni jalan, ni pegan, ni sirven para convencer al electorado y se pacta con quien no se debe ni pactar, ni negociar.