MI COMODÍN  

¿U OCASO O RENOVACIÓN DE LOS PARTIDOS

Etelberto Cruz Loeza.

A  LA MEMORIA DE RODOLFO RAMÍREZ GARCÍA, EN EL XIII ANIVERSARIO DE SU DESAPARICIÓN FÍSICA.

ESTAMOS VIENDO EL FIN DEL MUNDO. SINUHÉ, EL EGIPCIO.

Política y partidistamente, en varios países de Europa y otros de Asia – occidentalizados – está sucediendo hecho significativo: están operando las coaliciones de partidos para así contender por los puestos de poder y representación, desde los más humildes hasta los de representación popular y/o por la presidencia o de Primer Ministro. Inglaterra, Alemania, España, Francia, Italia, Japón, de acuerdo a su legislación constitucional y electoral para conformar gobiernos, como en Francia, Alemania, Grecia, Portugal, Japón, España, Argentina, Chile, Brasil y Japón. ¿Razones? Nulos resultados en sus políticas públicas y sociales, carencia de gobernabilidad, corrupción, impunidad, deshonestidad alejamiento de la sociedad, fracaso de partidos en su función de capilaridad y representación de sus sociedades, falta de militantes y simpatizantes. 

                En nuestro país replicamos lo de Europa  y en nuestra democracia, estamos viviendo el fin de la democracia resultante del cambio del modelo político: del nacionalismo revolucionario y su tránsito hacia el llamado neoliberalismo; la transición hacia la incorporación de los tecnócratas a la política, en puestos de hegemonía total y el abandono del modelo estatista, a la mexicana, hacia la disminución del Estado en el modelo operativo político, que  manifestó su inicio con el arribo de Miguel de la Madrid a la candidatura a la presidencia de la República y posteriormente, como Ejecutivo Federal  -1982-1988. Su continuidad con Carlos Salinas de Gortari – 1988-1994 – su fisura y cuasi ruptura con el atentado contra el candidato priísta en Lomas Taurinas, y la llegada de Ernesto Zedillo Ponce de León y su triunfo y Ejecutivo Federal 1994-2000; pese al asesinato, el cambio NO era regresivo.

                Desde esa tarde de marzo de 1994, en Lomas Taurinas, parteaguas en nuestra política, partidos políticos y democracia, mexicanos, todo cambió. En 27 años, casi una generación, la política, democracia, partidos políticos, mexicanos todos sufrieron cambios en sus comportamientos: no son los mismos.

                A pesar de las alternancias – 2000 – PAN (en 2 sexenios continuos), 2012, PRI, y 2018, MORENA, no se ha, ni construido ni realizada la transición, pese a los declarados, deseos, fines y acciones dizque de transformación.

                El tránsito del Estado como eje, medio-herramienta, objetivo y destino hacia un Estado testigo en el formato político económico fue un colapso. A todos tomó por sorpresa; en estos casi 30 años todo el universo de la política mexicana cambió y no termina de consolidarse.

                Estamos viviendo o una crisis o una renovación de los partidos políticos y de la política mexicana. Lo más peor es que todos ellos, incluyendo a lo que sea Morena, tienen una crisis tanto existencial como de identidad.

Se manifiesta en carencia del ejercicio ideológico, ausencia de principios aplicables o resultantes de la comunicación con la realidad social, veraces, reales, que se manifiesta en la ausencia de liderazgos nacionales y regionales, militantes, cuadros; razones por las cuales carecen de muy pocos votos en los procesos electorales locales y federales y como aspiran a no perder su registro y participaciones, por lo que,  en lugar de proceder con la lógica partidista, actúan con la Ley del Menor Esfuerzo y, desde 2001 se habla de candidatura de coalición, justificándose con “Solos, no Ganamos” y así tenemos, desde Vicente Fox hasta Peña Nieto, los llamados gobiernos de minorías más grandes y se habló de gobiernos ilegítimos – porque más del 50% del electorado no votó por ellos -. ¿Resultados?: Ineficiencias, ausencias de gobernabilidad y liderazgo, corrupción, impunidad, opacidad, complicidades, etc., llevando al hartazgo a la sociedad en donde ha crecido desproporcionadamente la inseguridad pública, la corrupción, la impunidad y la complicidad.

Ahora, lo anterior ha evolucionado: se gobierna por coalición, se dice a invitación, de todos los grupos, de todos los partidos para existir, ante la carencia, ausencia de cuadros, militancia, profesionalismo, conocimiento y experiencia, apostando a la complicidad.

¿Qué resultará?

Desde el punto de vista político, carencia de liderazgo, del Ejecutivo-; indiscreciones y atomización del poder, porque no se ha delegado; se ha entregado a cabezas de grupo para o comprar, o pagar, aportaciones, respaldos político electorales.  Ante la crisis más pequeña, triangulará para mandar, corregir y enmendar. Habrá diluido su poder, que es un espejismo.

Desde el punto de vista administrativo: ineficacia, incompetencia, inhabilidad, ingobernabilidad, corrupción e impunidad.

Desde el punto de vista partidista: en nada coadyuva a fortalecer a su partido.

Ejemplos: en este momento, Alemania, Japón, España, Francia, Argentina, Portugal, Israel y, nuestro país: Andrés Manuel López Obrador hizo un coctel con personalidades diversas, incluyendo de coco, leche: de todo: delincuentes, prostitutas, trapecistas políticos, estigmatizados por corruptos, etc. Todo recibió con tal de ganar. Al triunfar, todo perdonó. Y ahí está el perfil de eficiencia, honradez y honestidad de la administración. Y los nuevos gobiernos estatales – incluyendo Michoacán, van en esa ruta ejemplar. En Guerrero, los novios de las hermanas de la futura gobernadora están proponiendo el gabinete, porque Evelyn es una nulidad.

¿Futuro? Ineficacia, inexperiencia, ingobernabilidad, complicidades, deshonestidad…hundimiento de lo poco que existe confiable…se diluirá la política, la buena política   y el gobierno será espejismo y quedará como referencia. Éste es el Huevo de la Serpiente.

Solución: los partidos están obligados a trabajar políticamente para crear militancia, simpatizantes y formar-crear escuelas de cuadros o serán bisagras o almorranas o flotadores o desaparecerán como el PES, RSP y …o del Huevo de la Serpiente saldrá, eso, la serpiente, el hombre fuerte, el caudillo.