México encabezó la Quinta Conferencia de Estados Parte de la Convención Interamericana contra el Tráfico de Armas (Cifta)

El día de hoy se celebró la Quinta Conferencia de Estados Parte de la Convención Interamericana contra la Fabricación y el Tráfico Ilícitos de Armas de Fuego, Municiones, Explosivos y otros materiales relacionados (Cifta), en formato virtual, desde la sede de la Organización de los Estados Americanos (OEA).

Tras ser elegido por aclamación, nuestro país presidió los trabajos de este encuentro multilateral, destacando la prioridad que para la política exterior tienen las acciones para fortalecer la cooperación contra el tráfico y el desvío del comercio de armas y municiones.

Durante la sesión se abordaron las principales problemáticas, tendencias recientes y consecuencias de este flagelo. México incentivó un diálogo de múltiples actores, que reunió a los países miembros de la OEA, países observadores, representantes de otros organismos internacionales, de centros de investigación y de organizaciones de la sociedad civil.

Mediante tres paneles temáticos, la Conferencia de la Cifta analizó la necesidad de generar sinergias entre instrumentos y foros internacionales vinculados con la prevención del tráfico y desvío de armas; se presentaron experiencias sobre las nuevas tecnologías utilizadas para la fabricación y comercio ilícito, y para el marcaje, rastreo y registro de armas; y se intercambió información sobre los vínculos del tráfico de armas con otros mercados delictivos, como los flujos financieros ilícitos, el narcotráfico y la trata de personas, entre otros.

En el panel de alto nivel, el consultor jurídico de la SRE, Alejandro Celorio, expuso la urgente necesidad de contrarrestar prácticas negligentes e irresponsables en la fabricación y comercialización de armas. Compartió al respecto la reciente demanda interpuesta por México contra algunas compañías en Estados Unidos que han incurrido en ese tipo de prácticas, llevando al incremento de la violencia por armas de fuego y del poder de las organizaciones criminales para atentar contra la paz, la justicia y el bienestar.

A propuesta de México, esta Conferencia adoptó 21 recomendaciones para acelerar la instrumentación integral la Cifta; lograr una cooperación transfronteriza más eficaz para la prevención, la investigación y la judicialización; promover una visión integral de mercados ilícitos que atienda el ciclo completo de vida de las armas y la problemática creciente de municiones y explosivos; avanzar en la recolección de información y generación de diagnósticos y estadísticas para comprender y responder mejor ante este reto; promover un enfoque centrado en las personas, en las víctimas y sensible a la perspectiva de género y de atención a los grupos más vulnerados por este ilícito.

Mediante estas recomendaciones, la Conferencia hizo también un llamado a los Estados del hemisferio que aún no se han adherido a la Cifta –Canadá, EE. UU. y Jamaica– a ratificar este instrumento interamericano.

Tras el mensaje de apertura de la representante permanente ante la OEA, embajadora Luz Elena Baños, presidió los trabajos de esta reunión Isaac Morales, coordinador para Seguridad Multidimensional, en nombre de la subsecretaria para Asuntos Multilaterales y Derechos Humanos. La delegación de México contó además con la participación de funcionarios de la SRE, la Sedena y la FGR.