El lenguaje puede abrir las puertas a la inclusión

Morelia, Mich., 04 de marzo de 2021.- Las palabras sí importan al hacer referencia a las personas con discapacidad, pues con ellas se les pueden abrir puertas para permitirles vivir vidas plenas e independientes, sostuvo Fernanda Martínez Vives, directora nacional de Vinculación Institucional de la organización Special Olympics México.

Al tomar parte en los trabajos previos al XXII Coloquio Nacional de Educación Especial e Inclusión Educativa organizado por el Instituto Michoacano de Ciencias de la Educación, la especialista explicó que la discapacidad resulta de la intervención entre personas con deficiencias y las barreras debidas a la actitud y al entorno que evitan su participación plena y efectiva en la sociedad, en igual de condiciones con los demás.

Con diversos ejemplos y videos, a través de videoconferencia, Martínez Vives estableció en su charla “Discapacidad intelectual y lenguaje correcto” la diferenciación entre exclusión y segregación, así como entre integración e inclusión.

Puso de manifiesto que los modelos de intervención hacia las personas con discapacidad pueden ser rehabilitadores, donde las respuestas sociales incluyen acciones tendientes a la “normalización”, tratan la discapacidad como enfermedad, con institucionalidad y asistencialismo, centrado todo ello en el déficit de las personas, matizando todo ello con actitudes paternalistas.

Por otro lado, en un modelo social, se observa que la discapacidad es el resultado de una interacción con el ambiente y los sujetos son considerados personas con derechos, por lo que se centra su atención en las habilidades que poseen.

En otra parte de su plática virtual, la representante de Special Olympics estableció que las palabras con las que se hace referencia a este sector de la sociedad pueden crear barreras o estereotipos que no sólo son degradantes para las personas con discapacidad, sino que también les quitan su individualidad.

“De la manera en que se dirigen a ellos, se puede incurrir en discriminación, o bien se puede tener el impacto contrario, generando respeto”, apuntó, por lo que la manera correcta es llamarlos personas con discapacidad, en un lenguaje incluyente.

Cuidando las directrices de sanidad y prevención ante los contagios derivados de la pandemia por COVID-19, prosiguen los trabajos del XXII Coloquio de Educación Especial e Inclusión Educativa “Diversidad e igualdad de oportunidades en tiempos de pandemia”, mismos que son efectuados de manera virtual y en línea. El evento central tendrá lugar del 17 al 19 de marzo, con la transmisión en vivo de conferencias magistrales y talleres a través de aulas virtuales, Facebook y You Tube.

Las inscripciones aún se encuentran abiertas; el costo de la cuota de recuperación será de 200 pesos por emisión de constancia y para mayores informes se puede ingresar a www.imced.edu.mx/XXIIcoloquio.