Chava Cortés jamás cometió Violencia Política Contra la Mujer por Razón de Género

*Morelia, Michoacán a 23 de mayo 2024.,- La denuncia de Violencia Política Contra la Mujer por Razón de Género en contra del presidente municipal de Charo con licencia, Salvador Cortés Espíndola, se derrumba por falta de pruebas y manipulación de Información.

El intento de la síndico de Charo, Sara Edith Facio García, de llevar a los tribunales al actual candidato independiente a la presidencia municipal de Charo, Chava Cortés, fracasó estrepitosamente.

La Fiscalía y el Tribunal Electoral del Estado de Michoacán desestimaron las acusaciones debido a la falta de pruebas contundentes y a la manipulación de información proporcionada por la parte acusadora.

El caso, que generó gran controversia y fue ampliamente discutido en medios locales, giraba en torno a las acusaciones de Violencia Política Contra la Mujer por Razón de Género que interpuso la Síndico de Charo, Sara Edith Facio García en contra de su entonces compañero de gabinete municipal, Salvador  Cortés Espíndola, hoy alcalde con licencia.

Sin embargo, la Fiscalía, tras una exhaustiva investigación, concluyó que no había evidencia suficiente para proceder.

Las inconsistencias en los testimonios y la documentación aportada revelaron que la denuncia carecía de fundamentos sólidos.

La Fiscalía determinó que los elementos presentados no cumplían con los estándares necesarios para sostener un caso judicial, y decidió archivar la denuncia.

De manera similar, el Tribunal Electoral del Estado de Michoacán revisó el caso y llegó a la misma conclusión. Los magistrados, después de analizar minuciosamente los documentos y las pruebas presentadas, concluyeron que las acusaciones de Sara Edith Facio García no tenían sustento e incluso, ordenaron retirar la seguridad que se le había asignado a la quejosa.

Los magistrados desecharon el caso, subrayando la importancia de que las denuncias no eran serias ni tenían base en evidencias verificables.

La manipulación de información y la presentación de pruebas insuficientes no solo desacreditaron su denuncia, sino que también cuestionan su ética y responsabilidad como funcionaria pública.

La desestimación de este caso es un recordatorio de que la justicia no puede ser instrumentalizada para fines personales o políticos.

En conclusión, la resolución de este caso por parte de la Fiscalía y del Tribunal Electoral del Estado de Michoacán refuerza el compromiso con la justicia y la transparencia.