Beneficiadas comunidades indígenas con proyectos hídricos

Morelia, Michoacán, a 13 de septiembre de 2021.- Para las y los habitantes de la Meseta Purépecha las obras hídricas construidas por el Gobierno de Michoacán han significado un parteaguas en su vida, desde agua potable y alcantarillado sanitario hasta tratamiento de descargas residuales, más de 136 acciones en 14 municipios de la zona han permitido mejorar sus condiciones.

Por el bien de Michoacán y de las Regiones Uruapan y Zacapu, a través de la Comisión Estatal y Gestión de Cuencas (CEAC) se han aplicado recursos superiores a los 460 millones de pesos, a fin de ofrecer servicios básicos adecuados a la población.

Para el gobierno encabezado por Silvano Aureoles Conejo la atención a las comunidades indígenas ha sido esencial en los últimos 6 años y por ello en Nahuatzen se ha realizado una de las mayores inversiones, para desarrollar en la cabecera municipal un proyecto integral en los tres rubros.

Además de esto, se ha beneficiado a comunidades como Arantepacua, La Mojonera, Sevina, Comachuén y Turícuaro, con lo que tan sólo en este municipio se han destinado 128 millones de pesos en total.

Por otra parte, en Uruapan se han llevado a cabo 26 obras y acciones, entre las que destacan las plantas tratadoras de Capácuaro y San Lorenzo y, los colectores pluviales en Caltzontzin y en la cabecera, siendo más de 88 millones de pesos los invertidos.

En Charapan sobresale la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales (PTAR) de la localidad de San Felipe de los Herreros y los sistemas de alcantarillado sanitario en Ocumicho, Cocucho y el mismo San Felipe, todo con un monto de 36 millones.

Para las y los vecinos de Cherán el impacto ha sido igual de favorecedor, pues en el municipio lo mismo se realizaron perforaciones de pozos profundos, que colectores sanitarios, planta tratadora y sistemas de agua potable, incluyendo la captación de agua pluvial; con una inversión por más de 33 millones de pesos.

Los alcances de la CEAC también llegaron a beneficiar a las comunidades y cabecera de Paracho, siendo Aranza, Santa María Urapicho, Cherán Atzicuirín (Cheranástico), Ahuirán, Quinceo y Pomacuarán, algunas de ellas.

El impacto generado en estas regiones es amplio, pues la dependencia también concretó obras y acciones en Tancítaro, Taretan, Ziracuaretiro, Tingambato y Chilchota, además de los municipios de Peribán, Zacapu, Purépero y Tlazazalca.