Alto a diputados que despiden a sus trabajadores

Paren la injusticia contra el despido injustificado de trabajadores del Congreso

En torno a los trabajadores despedidos del Congreso del estado hay dos posturas que bien pueden ser sintetizadas en dos diputados; por un lado, Juan Carlos Barragán Vélez se declara abiertamente a favor de ellos, de realizar un análisis de cada uno de ellos, y, por otro, está la postura de Baltazar Gaona García quien sin rubor alguno se pronuncia en contra de ellos y, tiene el cinismo, de decir que el dinero de los despedidos se lo den a los que, según él, sí trabajan y que, no podía ser de otra manera, son los que están al servicio de los actuales legisladores.

La presidenta de la Mesa Directiva del Congreso, Julieta García Zepeda, fue muy clara, la Jucopo ordenó despedir a los 46 trabajadores porque “los diputados quieren tener equipo de su confianza”.

No hay, pues, ni austeridad ni ahorro ni cosa parecida es, simplemente, que los diputados quieren suplir a los despedidos con personas cercanas a ellos. Así están las cosas.

Es para generar un ahorro, dice Reyes Galindo Pedraza, nada más falso porque la identificación de ser uno de los Congresos más caros del país no se la dan los trabajadores sino los propios diputados que se llevan grandes sumas de dinero y, además, en términos generales, son improductivos. No desquitan lo que devengan, así de simple.

Baltazar Gaona García dijo que la propuesta es que el recurso de los despedidos sea destinado a dignificar el trabajo de los que sí realizan sus funciones y de los despedidos mencionó que “son prácticamente aviadores”.

Si en realidad es así, el diputado tiene que probarlo y demostrar que son aviadores y actuar en consecuencia…, pero no lo hizo, no lo ha hecho ni no hará.

Y la postura opuesta está en Juan Carlos Barragán Vélez quien mencionó que a los despedidos se les despojó de un empleo, “se les arrebate así nada más porque sí, sin ningún criterio para poderlo hacer”.

Esa decisión la tomaron sin consultar a los 40 diputados con lo que no está de acuerdo “y vamos a seguir apoyando a la parte sindical y a todos y a cada uno de los trabajadores”.

Pues, hay dos posturas definidas, los que están en contra de la injusticia hacia los trabajadores –Juan Carlos Barragán Vélez, Belinda Hurtado Marín, por ejemplo- y los que actuaron con premeditación, alevosía y ventaja para cometer ese injusto despido contra los trabajadores –Reyes Galindo Pedraza, Baltazar Gaona García, Anabet Franco Carrizales, por ejemplo-.

Y aunque parece que estos últimos se salieron con la suya, esa situación puede cambiar con la intervención de líderes sindicales del STASPLE, como el secretario general Rogelio Vargas Andrade y la Secretaria de Trabajo y Conflictos, Edelmira Mendoza Moreno.

Asimismo, todavía hay diputados indecisos que pueden frenar la cacería contra los trabajadores que han emprendido legisladores sin valores ni principios. Mañana todo puede cambiar.